martes, 27 de noviembre de 2012

La Secretaría de Economía envía al Senado informe sobre el TPP. Transparencia YA!


Este nuevo informe no es muy distinto del Informe sobre la invitación para incorporarse a las negociaciones del TPP enviado al Senado en Septiembre. Repite los mismos argumentos exagerados sobre los potenciales beneficios a la economía que justifican el interés en ser parte del TPP, al mismo tiempo que ahora advierte de las graves "consecuencias de no hacerlo".

El informe también refleja (cínicamente) el opaco y discriminatorio proceso de negociación y consultas en el que queda claro que el TPP es negociado por y para el sector privado, sin que la Secretaría de Economía siquiera contemple a organizaciones de la sociedad civil:

"... la Secretaría de Economía ha mantenido contacto estrecho y constante con los representantes del sector privado mexicano, a fin de presentar los beneficios y las implicaciones estratégicas de que México participe en las negociaciones de este esquema comercial regional.
El mecanismo establecido para el diálogo directo entre la Secretaría de Economía y los sectores productivos nacionales, es el denominado "cuarto de junto", el cual tiene la finalidad de estrechar las consultas a nivel técnico para puntualizar intereses y/o sensibilidades de los sectores involucrados..."
El informe también revela que el Subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig (@derosenzweig), se reunió con integrantes de las Comisiones de Comercio y Relaciones Exteriores para America Latina del Senado para "brindar mayor detalle del proceso de incorporación de México al TPP". 

Es importante que el Senado de la República no sea mero espectador del proceso de negociación del TPP y exija al gobierno de México que se transparente lo más pronto posible el proceso de negociación del TPP, incluido el texto del acuerdo, además de que en los procesos de consultas (el "cuarto de junto") se incluyan a otros sectores de la sociedad civil, no sólo a "los sectores productivos", en tanto los potenciales efectos del TPP son de interés público, no solamente del interés de un club privado de industrias. 

Alegando la Ley Federal de Transparencia (sic), la Secretaría de Economía no provee mucha información sobre el contenido del TPP, pero enlista los grupos de negociación y revela algunos objetivos de negociación. Algunos grupos de negociación que resultan potencialmente preocupantes para el interés público son:

Propiedad Intelectual: Del capítulo sobre Propiedad Intelectual se puede desprender muy poco nuevo, sólo se confirma la inclusión de medidas sobre "denominaciones de origen". Sin embargo, de textos filtrados se desprende la intención de adoptar medidas incluso mas restrictivas que ACTA, por lo tanto la preocupación que levanta este capítulo es extrema. 

Comercio Electrónico: El informe no dice mucho, sólo que pretende "fomentar la economía digital y asegurar que los obstáculos que consumidores y empresas enfrentan en este medio de comercio sean abordados". Es importante conocer a que tipo de "obstáculos" se refieren los países negociadores y si esto puede llevar a medidas restrictivas de "cyberseguridad".

Medio Ambiente: Resulta particularmente extraño y preocupante la inclusión de un capítulo sobre Medio Ambiente en un tratado comercial. Sugiere la intención de las corporaciones de secuestrar y asegurar que sus intereses económicos no se vean afectados por medidas para la protección del medio ambiente que puedan adoptar los países o que sean acordados en organismos multilaterales en donde el interés público se encuentra mayormente resguardado y representado en procesos que incluyen a más actores y no sólo a las corporaciones. 

Comercio y Trabajo: El informe señala que el objetivo de este capítulo es el de "promover la adopción, mantenimiento y aplicación de leyes laborales que garantice la protección de los derechos laborales en cada uno de los países, las cuales no podrán ser derogadas para facilitar y fomentar el comercio y la inversión". Sin duda resulta del mayor interés público el conocer si las medidas que se negocian en este apartado son para "garantizar la protección de los derechos laborales" o más bien para garantizar que los derechos laborales no se conviertan en obstáculos para las ganancias de las corporaciones. 

Inversiones: Lo más relevante de este capítulo, (cuyo texto preliminar ya ha sido filtrado) es que se plantea un mecanismo de solución de controversias Inversionista-Estado. Este tipo de mecanismos ha sido utilizado por inversionistas para demandar Estados que adoptan medidas en aras del interés público, como impuestos especiales a cigarros o a bebidas edulcorantes. México, por virtud del TLCAN, es parte de un mecanismo de este tipo y ha sido obligado a pagar cuantiosas indemnizaciones por la adopción de medidas tomadas en cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos humanos. Los perjuicios derivados de este tipo de mecanismos han llevado a países como Australia a rechazarlos, algo que México debería imitar.

Otros capítulos como Agricultura, Medidas Sanitarias y Telecomunicaciones también pueden representar riesgos para al interés público. Por lo tanto es imperativo que el proceso de negociación internacional y las consultas internas sea transparente e incluya múltiples actores de la sociedad civil, no sólo las corporaciones. El Senado y el nuevo gobierno deben exigirlo a los otros negociadores y garantizarlo a la ciudadanía mexicana.

Mientras tanto la ciudadanía debe permanecer alerta, informarse y organizarse para lo que parece indicar será la más importante batalla entre las corporaciones y el interés público. Lo inmediato es exigir se transparente el texto del TPP y podamos empezar a debatir los graves riesgos que su adopción representa a través de mecanismos en donde todas las voces estén representadas. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario